El apretón de manos por la mañana en Francia

Antes que nada, a vuestra llegada al trabajo, antes de instalaros en vuestro despacho, de organizar vuestra jornada, de leer vuestros mails, es absolutamente imperativo saludar vuestros compañeros de trabajo. ¡Nada más normal! me diréis, se hace lo mismo en todos los países. Sí y no.

El apretón de manos en FranciaPrimero, este saludo matinal no está destinado solamente a vuestros colaboradores más próximos: no es extraño ver una persona pasar de departamento en departamento para estrechar la mano de cada uno y preguntar por las novedades. Algunos extranjeros, algunas veces, están sorprendidos por la “pérdida de tiempo” con estos saludos diarios.

Este saludo se manifiesta en Francia casi exclusivamente por el apretón de manos. No saludéis un compañero haciendo una seña con la mano o peor, sin hacer ningún gesto, lanzar un simple “¡Buenos días Bernard!”: esto estaría mal visto o más bien se interpretaría como una marca de frialdad y de distancia. El apretón de manos es tan obligatorio que un español que trabajó en Francia observó con acierto que si, en el preciso instante en que alguien viene a saludaros, estáis atareados y con las manos ocupadas o sucias, deberíais presentar el codo o el antebrazo. Vuestro interlocutor tomará de forma natural la parte de brazo que le habréis extendido.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , , ,

Saludar y volver a saludar: las reglas a seguir

Trabajáis en una empresa francesa y, por supuesto, habéis saludado a todos vuestros compañeros de trabajo de la manera más adecuada posible, dándoles la mano. Imaginemos ahora que os cruzáis una vez más por los pasillos a un compañero de trabajo a quien ya habéis saludado al llegar: ¿qué hacéis?

Los hispanohablantes, siguiendo sus costumbres, tienen tendencia a saludarle otra vez con un “Bonjour!” Sin embargo, no es posible: el saludo “Bonjour” no se puede decir más que una vez al día. Un francés se sorprenderá si cada vez que os lo cruzáis le saludáis.

Ciertos anglófonos, siguiendo todavía sus costumbres, se cruzarán con su compañero sin mirarle, corriendo el riesgo de herirle. ¿Por qué es tan frío y qué ha pasado desde esta mañana cuando me ha saludado calurosamente?

Entonces ¿qué se tiene que hacer? En Francia, en esta situación, vuestro compañero de trabajo buscará vuestra mirada; cuando el contacto visual se ha establecido, cada uno esboza una sonrisa moviendo ligeramente la cabeza. Nadie se para, no se verbaliza, este contacto es muy breve y es inútil exagerar vuestra sonrisa. Simplemente se trata de decir al otro que se le ha reconocido.

Sin embargo, los franceses, en semejante ocasión, lanzan un “Rebonjour” o incluso solamente “Re!”, pero siempre se trata de un forma humorística.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , ,

Enviar vuestras felicitaciones para el Año Nuevo

¡Ya está! Las fiestas se han acabado y después de haberos dejado llevar por algunos excesos, os preparáis para empezar el nuevo año lleno de buenos propósitos. Por el momento, ¡no existen realmente grandes diferencias interculturales entre Francia, España o Cataluña! Pero en Francia, este inicio del año también es un momento importante en vuestra correspondencia.

Felicitaciones 2016 en francésPrimeros días de enero en Francia: hasta el momento no habéis enviado ninguna felicitación a vuestros clientes: es normal. En numerosos países, en España entre otros, el envío de una felicitación por Navidad es habitual. En Francia, tradición atea o no, es en el Año Nuevo que se coge lápiz y papel. Vuestra felicitación no se debe enviar nunca antes del inicio del año pero deberá llegar a su destinatario antes de finales de enero (lo ideal sería recibirla durante las dos primeras semanas del mes).

Felicitar las fiestas ha conservado en el mundo empresarial muchas de sus tradiciones; todavía se suele hacer por escrito y por correo postal más que por mail. Las felicitaciones tienen ya impresas una fórmula que depende evidentemente del destinatario: “Reciba nuestros mejores deseos para el año 2016” es, sin embargo, lo suficientemente general como para emplearlo en todas las situaciones. En algunos casos, tendréis el detalle de añadir a mano algunas palabras para personalizar vuestro envío.

Y ya que hoy es 5 de enero, es el momento de desearos a todos ¡un excelente 2016!

En nuestros cursos de francés, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

Breve curso de educación «a la francesa»

Algunas palabras son absolutamente indispensables para comunicarse con los franceses. Jean-Benoît Nadeau es quebequés; está interesado particularmente en la lengua y la cultura y ha conseguido numerosos éxitos editoriales traducidos en todo el mundo, especialmente Le français, quelle histoire !, Pas si fous ces Français y Les Français aussi ont un accent. Vive en París desde septiembre de 2013 y es columnista en la revista Le Français dans le Monde. He aquí lo que observó en agosto pasado:

«Subimos en el autobús 91 dirección Gare de Lyon. Mientras que Julie y los niños validan sus billetes, el conductor les echa una mala mirada.

Râlâlâ !, dice.

En seguida lo entiendo: olvidamos decir «bonjour». Entonces trato de corregir el problema diciéndole «merci». Demasiado tarde.

Pero hay que saludar a la gente! Râlâlâ ! Hay gente mal educada…!

Educación «a la francesa»Por más que haga diez meses que estoy en Francia, incluso a veces me olvido de decir bonjour, LA palabra clave de cualquier interacción aquí. Es que en Montreal, de donde yo vengo, es muy raro que un empleado espere a que los desconocidos le saluden, máxime si tenemos en cuenta que hay 10.000 usuarios de autobús. Pero el conductor del autobús parisiense – como también el cajero, el librero, el camarero o el vigilante de la piscina – espera recibir 10.000 buenos días y a responderles. «Bonjour», como «Au revoir», «Excusez-moi», «Merci», «Je vous en prie», «Il n’y a pas de quoi» y «Bon appétit», se encuentran entre lo más esencial del kit de supervivencia del extranjero en Francia.

[…] A menudo los extranjeros se quejan del mal carácter de los franceses y no sólo de los parisinos. Pero he constatado que, casi siempre, han olvidado decir bonjour. »

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

Saludarse en Quebec (2)

Ya habíamos abordado hace tiempo el tema de los saludos en Quebec. Nos quedaba añadir algunas precisiones, por lo que lo hacemos ahora.

En la “ Bella provincia ” (Quebec), es corriente saludar diciendo “ Allô ! ” en lugar de “ Bonjour  ! ”. ¡Esto puede sorprender a numerosos francófonos, que utilizan “ Allô ! ” en las conversaciones telefónicas.  “ Allô ! “ y “ Salut ! “ son los saludos más corrientes en Quebec; “ Bonjour ! “ está considerado como más (incluso demasiado) distante.

Los quebequeses también utilizan el “ Tu “ más a menudo que los otros francófonos, particularmente los franceses. Hasta en situaciones formales la costumbre es tutear;  por lo tanto, no temaís en dar un paso en falso: el “ tu “jamás podrá ser considerado demasiado familiar y por lo tanto descortés. El caso es que, por más que se diga, a menudo, la influencia del inglés en Quebec se hace sentir. Aquí, la difusión del “ tu “ se explica por la utilización y la influencia del “ you “ inglés.

Esta influencia explica, por cierto, otro uso: ¡ los quebequeses responden a “ Merci ! “ por “ Bienvenue ! “ (allí dónde otros francófonos responderían un “ De rien “ o “ Je vous/t’en prie “). Hay que ver simplemente la traducción literal del inglés “ You’ re welcome “.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

Cómo saludarse en la empresa francesa (3)

Trabajáis en una empresa francesa y, por supuesto, habéis saludado a todos vuestros compañeros de trabajo de la manera más adecuada posible, dándoles la mano (ver nuestro post precedente). Imaginemos ahora que os cruzáis una vez más por los pasillos a un compañero de trabajo a quien ya habéis saludado al llegar: ¿qué hacéis?

Los hispanohablantes, siguiendo sus costumbres, tienen tendencia a saludarle otra vez con un “Bonjour!” Sin embargo, no es posible: el saludo “Bonjour” no se puede decir más que una vez al día. Un francés se sorprenderá si cada vez que os lo cruzáis le saludáis.

Ciertos anglófonos, siguiendo todavía sus costumbres, se cruzarán con su compañero sin mirarle, corriendo el riesgo de herirle. ¿Por qué es tan frío y qué ha pasado desde esta mañana cuando me ha saludado calurosamente?

Entonces ¿qué se tiene que hacer? En Francia, en esta situación, vuestro compañero de trabajo buscará vuestra mirada; cuando el contacto visual se ha establecido, cada uno esboza una sonrisa moviendo ligeramente la cabeza. Nadie se para, no se verbaliza, este contacto es muy breve y es inútil exagerar vuestra sonrisa. Simplemente se trata de decir al otro que se le ha reconocido.

Sin embargo, los franceses, en semejante ocasión, lanzan un “Rebonjour!” o incluso solamente “Re!”, pero siempre se trata de un forma humorística.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , ,

Cómo saludarse en la empresa francesa (2)

Hace algunos meses, habíamos visto cómo los franceses se saludan cuando llegan a la oficina. Sólo nos queda aprender cómo se despiden cuando salen del trabajo. Pues aquí no hay ninguna regla.

Desde luego, uno puede estrechar la mano pero no es obligatorio. Muy a menudo, el apretón de manos es más habitual en los colegas que trabajan directamente juntos. Pero, sin duda, no se vuelve a hacer el circuito en los despachos para “serrer la louche” (como se dice coloquialmente) a todo el mundo. Os habréis dado cuenta que la mayor parte del tiempo los franceses se van del trabajo… ¡sin saludar a nadie!

Si por casualidad os cruzáis con un compañero en el momento de iros, será suficiente con decirle “Adiós” o bien saludarle con la mano desde lejos – ¡algo casi imposible de hacer cuando llegáis!

¿La explicación? ¡Es difícil encontrarla! Quizás es porque los largos saludos de la mañana se hacen en su tiempo de trabajo, y los de la tarde se hacen en su tiempo personal, del cual son muy celosos…

En cualquier caso, se podría pensar que el origen de la expresión española o catalana (“irse a la francesa”, que significa irse sin saludar), ¡lo explica claramente! No, en absoluto, ya que, para los franceses, irse sin saludar se dice: i « filer à l’anglaise » !

No os sintáis, pues, molestos si un compañero, que por la mañana ha tenido la delicadeza de venir hasta vuestro despacho para saludaros, se va al final del día ¡casi a escondidas!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: ,

Como saludarse en la empresa quebequesa

Saludar a los compañeros de trabajo estrechándose la mano: ¡en Francia, sí! Pero no en todos los sitios de habla francófona. Si trabajáis o vais de viaje de negocios a Quebec, este saludo no será de rigor. Mejor aun: se evita. Desde luego puede pasar que dos quebequeses se den la mano. Entonces podréis deducir que son amigos cercanos. Sino, el apretón de manos casi siempre contiene una fuerte carga ceremonial.

Esto puede ocurrir para formalizar una transacción. En vuestro primer día en el trabajo o en la firma de un contrato, un apretón de manos sellará el acuerdo definitivo. Esto es igualmente frecuente en el primer encuentro. ¡Atención! ¡Sólo en el primer encuentro! La importancia de esta presentación mutua y oficial obliga, en cierto modo, a los dos interlocutores a esta cortesía ¡y que eso no se convierta después en una costumbre!

En Quebec, estáis en América del Norte, no lo olvidéis. Se toca bastante menos que en los países mediterráneos. Además, el apretón de manos matinal, sistemático y repetitivo, es visto como una pérdida de tiempo. ¿Qué hacer entonces? Haced precisamente lo que hay que evitar en Francia: saludad simplemente de lejos lanzando un “¡Buenos días!”

¡Nada fácil hablar una lengua!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

Cómo saludarse en la empresa francesa

Comenzamos este blog dedicado a las costumbres en la empresa francesa por el principio, es decir: ¡el apretón de manos por la mañana! Antes que nada, a vuestra llegada al trabajo, antes de instalaros en vuestro despacho, de organizar vuestra jornada, de leer vuestros mails, es absolutamente imperativo saludar vuestros compañeros de trabajo. ¡Nada más normal! me diréis, se hace lo mismo en todos los países. Sí y no.

Primero, este saludo matinal no está destinado solamente a vuestros colaboradores más próximos: no es extraño ver una persona pasar de departamento en departamento para estrechar la mano de cada uno y preguntar por las novedades. Algunos extranjeros, algunas veces, están sorprendidos por la “pérdida de tiempo” con estos saludos diarios.

Este saludo se manifiesta en Francia casi exclusivamente por el apretón de manos. No saludéis un compañero haciendo una seña con la mano o peor, sin hacer ningún gesto, lanzar un simple “¡Buenos días Bernard!”: esto estaría mal visto o más bien se interpretaría como una marca de frialdad y de distancia. El apretón de manos es tan obligatorio que un español que trabajó en Francia observó con acierto que si, en el preciso instante en que alguien viene a saludaros, estáis atareados y con las manos ocupadas o sucias, deberíais presentar el codo o el antebrazo. Vuestro interlocutor tomará de forma natural la parte de brazo que le habréis extendido.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,