Le “piston” en Francia: ¡una buena manera de obtener ventajas!

En Francia, como en todas las partes del mundo, es posible entrar en una empresa por “piston” (expresión coloquial). La imagen habla por sí sola: obtenéis un empleo gracias a un apoyo que, como el pistón, te eleva de una manera que permite distinguirte mejor del lote de candidatos. Entonces se te dirá que estás “pistonné” (lo cual puede ser peyorativo si no eres muy competente …).

« Tu ne vas pas me dire que ton beau-frère est entré dans l’entreprise où tu travailles uniquement grâce à ses compétences ? »

« Bien sûr que non ! Je l’ai pistonné. »

Medio muy eficaz para obtener un puesto de trabajo, el “piston” también puede ser útil para beneficiarse de cualquier ventaja.

« Où as-tu pu acheter ce champagne à un tel prix ? »

« J’ai un bon piston ! »

Hoy en día, a menudo preferimos hablar de “boca a boca“, de “relaciones“, de “recomendación” o mejor aun, de “red“. Sin embargo, ¡la diferencia entre la “red” y el “piston” es a veces muy tenue!

El “piston” puede tomar una forma particular: un empleado que obtiene un ascenso dentro de una empresa gracias a sus relaciones sentimentales con su superior jerárquico, eso se llama “la promotion canapé“, es decir, “la promoción de la cama”.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

¿Cuándo tutear en francés?

En Francia, el uso del tuteo y del tratamiento de usted ha evolucionado mucho durante los últimos 20 años. Antiguamente, el estaba reservado a la familia y a los amigos íntimos. La expresión “être à tu et à toi avec quelqu’un”(“estar de tú a tú”) que significa ser íntimo, muestra bien hasta qué punto el uso del era la propia marca de familiaridad.

Tuteo en la empresa francesaSi algunas profesiones o categorías sociales (los profesores o los obreros entre ellos, por ejemplo) siempre han preferido el tuteo, el resto de la población utilizaba el usted. Emplear el indebidamente os exponía en seguida a un mordaz “On n’a pas élevé les cochons ensemble!”, queriendo decir que uno no se tomase tantas confianzas.

Actualmente, se tutea con más facilidad, incluido en el seno de la empresa. Entre compañeros de trabajo, el tuteo es requisito indispensable y no doblegarse significa que se os calificará, como mínimo, de distante sino de raro. Sin embargo, en Francia, el uso del no se asemeja al de los hispanohablantes: en toda situación de relación jerárquica (responsable de un servicio/empleado, proveedor/cliente, anciano/joven, etc.) el tratamiento de usted continúa utilizándose. Eso no significa que sea imposible pasar al pero este paso, como es el caso desde siempre, se ritualiza. La persona jerárquicamente superior (responsable, proveedor, anciano, etc.) podrá proponer a su interlocutor: “¿Podemos tutearnos, no?”. Después de la aceptación (¡difícilmente se puede hacer otra cosa!) las dos personas pasarán definitivamente al tuteo.

Será interesante, dentro de unos años, volver a hablar del uso del y del usted, ya que si el tratamiento de usted no está todavía en vías de extinción, su campo de aplicación tiende indiscutiblemente a disminuir.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

¿Cómo designar a las personas con quien se trabaja?

La manera de designar a las personas con las cuales se mantiene una relación jerárquica en el trabajo ha cambiado desde hace unos 15 años. Durante mucho tiempo, el responsable de departamento llamaba  las personas que trabajaban bajo sus órdenes sus “subordonnés”, es decir: que dependían jerárquicamente de una persona de más alto nivel. Desde que se intenta, como los anglosajones, de reducir la distancia jerárquica en el trabajo, “subordonné” se ha convertido en peyorativo y discriminatorio.

El subordinado se ha transformado en collaborateur (es decir: persona que trabaja con otros). Algunos critican esto de políticamente correcto y lo consideran una gran hipocresía. En todo caso, resulta paradójico utilizar una palabra que hasta entonces había estado también muy marcada y peyorativa, y hasta había llegado a ser un insulto. En efecto, un collaborateur (o, mejor, un “collabo”) durante mucho tiempo ha designado el partisano y el artífice de la colaboración con el enemigo durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial.

Por el contrario, “chef”, forma popular, es cada vez menos empleado. “Supérieur hiérarchique” o “responsable de service” son preferidos mayoritariamente.

Sin embargo, para la persona que ejerce la misma función que otra o que forma parte de la misma estructura, se usa aún y sistemáticamente la palabra “collègue”. Por cierto, hay que subrayar que “collègue” no supone en modo alguno mantener una relación de amistad, como es el caso en español. Aun cuando, evidentemente, un “collègue” pueda también convertirse en un amigo.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , ,