Lugar del adjetivo en francés

Seguramente has aprendido durante tus clases de francés que el lugar natural del adjetivo (como del adverbio) está detrás del substantivo.

C’est une proposition intéressante.

Découpez la forme rectangulaire.

Hay, sin embargo, adjetivos que deben colocarse delante del nombre; son siempre palabras cortas, de una o dos sílabas. Grand, gros, petit, beau, joli, brave, autre, nouveau, bon, vieux, jeune, même, mauvais… se colocarán, por ejemplo, en el lado izquierdo del sustantivo.

Une grande maison et non une maison grande

Un bon livre et non un livre bon

Pero las cosas se complican aún más porque algunos adjetivos pueden colocarse a la izquierda o a la derecha del nombre. Evidentemente, no eres libre de elegir: en el primer caso, la caracterización es de naturaleza subjetiva, es un juicio de valor; en el segundo caso, el adjetivo es puramente descriptivo.

Mon ancienne voiture était une Peugeot.

significa que mi coche anterior era un Peugeot.

Ce n’était pas une voiture ancienne.

significa que no era muy viejo.

Víctor Hugo juega con este doble significado cuando escribe

Charlemagne était un de ces très rares grands hommes qui sont aussi des hommes grands.

Quiere decir que, según él, Carlomagno no sólo era un personaje ilustre, sino también un hombre alto.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

¡Felices fiestas a todos!

Etiquetas: , , ,

El conector lógico « d’autant… que »

Los estudiantes de francés lengua extranjera han tenido, desde siempre, dificultades para usar (o incluso comprender) la conjunción « d’autant… que ». La razón principal es que no hay ninguna traducción en su lengua materna. Sin embargo se utiliza mucho en francés, tanto en el oral como en el escrito, porque es también una forma de retórica. De hecho, permite añadir otra causa a una primera causa que puede ser explícita o implícita (caso, por cierto, muy común). Por tanto, gracias a esta conjunción, se puede reforzar un argumento.

Nunca se coloca al inicio de la frase, se sitúa en el interior. A menudo se asocia con términos comparativos:

  • d’autant plus/moins + adjetivo + que
  • d’autant plus/moins de + nombre + que
  • d’autant (plus/moins) que + proposición

A continuación presentamos algunos ejemplos para comprender el uso de esta combinación.

Le candidat élu était d’autant plus heureux qu’il pensait ne pas pouvoir gagner.

Causa primera de su felicidad (no expresada, pero implícita): su elección; causa segunda: es una sorpresa para él, pensaba que perdería.

Durant l’épreuve, le cycliste avait d’autant moins de force qu’il s’était mal alimenté la veille.

Causa primera de su fatiga (no expresada, pero implícita): su esfuerzo físico durante la carrera; causa segunda: su mala alimentación.

Je ne vous en veux pas du tout, d’autant (plus) que personne n’est à l’abri d’une erreur.

Causa primera (no expresada, incluso implícitamente): yo no soy rencoroso por naturaleza; causa segunda: sé que todo el mundo puede cometer errores. En este último ejemplo, la palabra « plus » es opcional y generalmente no se expresará aquí.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

Jubilación: la cuenta de penosidad

En Francia, desde el 1 de enero de 2015, los asalariados expuestos a uno o más factores de penosidad pueden beneficiarse de una cuenta de penosidad. Hasta la fecha, la ley enumera diez factores de penosidad: el trabajo nocturno, el trabajo por turnos alternantes, el trabajo repetitivo que implique la ejecución de movimientos repetitivos, el trabajo en un medio hiperbárico, la manipulación manual de cargas pesadas, las posturas penosas, las vibraciones mecánicas, los agentes químicos peligrosos, las temperaturas extremas y el ruido. Según la Dares (Encuesta Sumer 2010), el 18,2% de los empleados podrían verse afectados por la exposición a estos factores.

Esta cuenta permite a los asalariados acumular puntos que posteriormente podrán utilizar para seguir una formación con vistas al desarrollo profesional o para reducir la duración de su tiempo de trabajo.

Pero la principal ventaja de la cuenta de penosidad es que permite a los empleados afectados jubilarse antes. Cada año de exposición a un factor de penosidad identificado da derecho a 4 puntos; cada año de exposición a varios factores se le otorgan 8 puntos. A partir de la edad de 55 años, los puntos se pueden convertir, a petición del empleado, en trimestres de jubilación, a razón de un trimestre por 10 puntos y hasta un máximo de 8 trimestres. Podrá, por tanto, partir hasta 2 años antes de la edad legal de 62 años.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

Los principales errores léxicos de los hispanohablantes en francés (4)

 

Como ya hemos visto en artículos anteriores, los hispanohablantes y los catalanohablantes repiten a menudo los mismos errores léxicos que a veces son fáciles de evitar.

 

  1. La confusión entre « compétence » y « concurrence »

En el mundo profesional, la compétence es la capacidad de realizar una tarea o un trabajo.

Tout le monde sait que Patrick est un incompétent.

La concurrence es el conjunto de empresas que compiten por la misma clientela.

Notre compétence pratique des prix plus bas que nous.

Nos concurrents pratiquent des prix plus bas que nous.

Cette société a été condamnée pour concurrence déloyale

  1. La confusión entre « invertir », « inverser » y « investir »

Invertir significa simétricamente inversa; es un sinónimo de « inverser ».

S’il te plaît, n’inverse pas les rôles !

Grâce à cette machine, nous invertissons le sens d’un courant électrique.

Investir consiste en invertir capital en un negocio con la finalidad de ganar dinero.

L’entreprise a choisi de ne pas investir dans le renouvellement des équipements.

¡Cuidado también con los sustantivos derivados de estos verbos! Invertir y inverser han dado inversion, investir ha dado investissement (¡y no viceversa!).

  1. La nominalización incorrecta del verbo financer

La intuición de un hispanohablante siempre le lleva a pensar que el sustantivo derivado de “financer” es *financiation*. Desafortunadamente, esta palabra ¡no existe en francés! Deberás utilizar la palabra “financement”.

Ce projet a bénéficié d’un financement sur ressources propres.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

É, È, Ê, À, Â, Ù y Û : los acentos en francés

El error habitual de los hispanohablantes es creer que los acentos franceses corresponden, como en su lengua materna, a los acentos tónicos: ¡nada más falso!

El acento tónico francés es, como lo vimos hace algún tiempo (ver nuestro artículo anterior sobre el acento tónico francés), siempre situado al final del grupo rítmico. Decimos “siempre” porque esta regla no sufre ninguna excepción. En francés, por lo tanto, es inútil señalar la sílaba tónica con cualquier acento.

¿Por qué entonces escribir é, e y ê? Simplemente para señalar diferentes sonidos – diferentes fonemas deberíamos decir. El francés es una de las lenguas mundiales que tiene el mayor número de fonemas vocálicos, dieciséis para ser exactos. Recordemos que los sistemas más frecuentes usan 5 vocales. Dado que el alfabeto latino era limitado, ha sido necesario pues inventar nuevas grafías para señalar ciertos fonemas vocálicos.

 

La grafía e es pronunciada en principio [ə] : le

la é es pronunciada [e] : été

la è y la ê [ɛ] : père, fête.

 

 

Durante la segunda mitad del siglo XX, la [ɑ] posterior, señalada â, prácticamente ha desaparecido a favor de [ä] anterior (en Francia, las personas mayores a menudo siguen haciendo la distinción). La a de date y pâte actualmente se pronuncia de la misma manera.

Por último, algunos acentos, u/ù/û y a/à, permiten evitar una ambigüedad entre homógrafos: por ejemplo ou/où, sur/sûr y il a 2 chats /à midi.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , , ,

Molière en el origen de muchas expresiones del francés actual

Basta pensar en ello por unos momentos para darse cuenta de que muchas de las palabras de Molière han pasado en el lenguaje corriente sin que muchos franceses lo sepan.

« Couvrez ce sein que je ne saurais voir » se ha convertido en una expresión tomada de Tartuffe. Con esta frase, Molière quiso burlarse de los hipócritas, que pretenden ofenderse con un pecho descubierto. Pero la expresión de hoy subraya el excesiva pudor (la mojigatería) de una persona.

Un Maître Jacques es una persona que tiene varios trabajos en el seno de una misma organización. Este término se refiere a la obra de Molière, L’Avare. En la obra, el personaje de Maître Jacques ocupa la posición de manitas de Harpagon, sirviéndole sobre todo como cochero y cocinero. Uno de los sinónimos de Maitre Jacques es factotum.

« Voilà pourquoi votre fille est muette » («He aquí por qué vuestra hija es muda!») viene de una réplica de Sganarelle en Le médecin malgré lui (pero la cita exacta es: « Voilà justement ce qui fait que votre fille est muette »). Termina un largo, incomprensible y falso razonamiento, que utiliza un galimatías para hacerse pasar por un experto. Si no entiendes la explicación de tu interlocutor porque ha usado, intencionadamente o no, términos enrevesados, puedes irónicamente finalizar su discurso con un  « Voilà pourquoi votre fille est muette ! »

Hay muchos más, los veremos en futuros artículos. Es más fácil entender por qué decimos, parafraseando, que el francés es « la langue de Molière » !

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

Inicio del año para nuestros cursos en empresas

Después de la pausa estival de un mes, todos nuestros cursos en empresas ya han reanudado. Roquette Laisa, Quimidroga, el Servei d’Ocupació de Catalunya, la Presidència de la Generalitat, Bundó Display, Soldata, Boj Reciclatge, Leroy Merlin y Synergie vuelven a confiar en nosotros en la formación de francés de sus empleados. Estamos muy contentos de empezar a trabajar con Excelaser, Delta Dore, Flamagas y Gecom.

¡Bienvenidos también a los profesores que se han incorporado a nosotros: Aurélie Frouard, Stella Erhard y Nathalie Souron!

Entre nuestros proyectos, este año queremos destacar el uso generalizado de Edmodo para todos nuestros grupos de estudiantes; esta plataforma colaborativa en el campo educativo ha sido probada exitosamente durante más de un año en algunos de nuestros cursos. Esto permitirá especialmente a nuestros estudiantes reescuchar los documentos de audio y videos estudiados en clase y a los que no siempre tienen acceso. Esto también facilitará el intercambio de material complementario propuesto por el profesor.

En este blog, encontraréis cada quincena un artículo que abordará según las semanas, un punto de lengua, un hecho intercultural o una cuestión de derecho. Como siempre, tendréis acceso inmediato a su traducción al español o al catalán.

¡Os deseamos un excelente aprendizaje del francés con nosotros durante todo este año!

Etiquetas: ,

Las preposiciones después de los verbos en francés

Hoy, aquí tienes un consejo que puede no parecer mucho, ¡pero que os será muy útil! Los estudiantes de curso de Francés Lengua Extranjera, a veces se complican innecesariamente la vida. Muchos de ellos podrían evitar el doble esfuerzo de memorización y recordar directamente los verbos con la o las preposiciones que les siguen. Sería, en definitiva, un poco como los phrasal verbs en inglés.

Si no se ha hecho esto, pueden aparecer muchas dudas en el momento, especialmente, de utilizar los pronombres personales complementos y los pronombres relativos.

Cómo saber si debemos decir:

*Je l’ai besoin* *j’y ai besoin* o j’en ai besoin

o también *la chose que j’ai besoin* o la chose dont j’ai besoin

si no se sabe que la frase verbal es: avoir besoin DE ?

En este caso concreto, la mayoría de los estudiantes memorizará en general una primera vez la locución “avoir besoin “, y luego, al darse cuenta de que no es suficiente a la hora de utilizar ciertos pronombres, acabará por memorizar la locución “ avoir besoin de “.

De ahí la necesidad de elaborar una lista personal de los principales verbos franceses con sus preposiciones:

Donner quelque chose À quelqu’un

Obliger quelqu’un À faire quelque chose

Avoir envie DE

Parler DE quelque chose À quelqu’un

Etc.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

Terminología para designar las personas en el mundo laboral

La manera de designar a las personas con las cuales se mantiene una relación jerárquica en el trabajo ha cambiado. Durante mucho tiempo, el responsable de departamento llamaba las personas que trabajaban bajo sus órdenes sus “subordonnés”, es decir: que dependían jerárquicamente de una persona de más alto nivel. Desde que se intenta, como los anglosajones, de reducir la distancia jerárquica en el trabajo, “subordonné” se ha convertido en peyorativo y discriminatorio.

El subordinado se ha transformado en collaborateur (es decir: persona que trabaja con otros). Algunos critican esto de políticamente correcto y lo consideran una gran hipocresía. En todo caso, resulta paradójico utilizar una palabra que hasta entonces había estado también muy marcada y peyorativa, y hasta había llegado a ser un insulto. En efecto, un collaborateur (o, mejor, un “collabo”) durante mucho tiempo ha designado el partisano y el artífice de la colaboración con el enemigo durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial.

“Chef”, forma popular, sigue utilizándose pero se utiliza cada vez más “boss”, y, de todas maneras, se prefiere habitualmente usar “Supérieur hiérarchique” o “responsable de service”.

Sin embargo, para la persona que ejerce la misma función que otra o que forma parte de la misma estructura, se usa aún y sistemáticamente la palabra “collègue”. Por cierto, hay que subrayar que “collègue”, salvo en el sur de Francia, no supone en modo alguno mantener una relación de amistad. Aun cuando, evidentemente, un “collègue” pueda también convertirse en un amigo.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

El lenguaje de los dedos y de las manos en Francia (2)

Seguimos viendo el significado de algunos gestos de los franceses.

La punta de los cinco dedos que se juntan y miran hacia arriba: este gesto acentúa el discurso y muestra que lo que decís es muy importante.

Abriendo la mano con la palma hacia el interlocutor, y moviéndola ligeramente de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, estáis rechazando amablemente la propuesta de vuestro interlocutor.

Para decir que alguien está loco, se golpea ligeramente el índice contra la sien (variante: el índice voltea contra la sien).

Las dos manos juntas con los dedos entrelazados y los pulgares girando uno alrededor del otro: estáis diciendo que estáis inactivos, ociosos.

La mano parece tirar algo por encima de la espalda. De esta manera se rechaza hacer un favor a alguien, o una propuesta que nos parece exagerada.

El pulgar y el dedo índice forman un pequeño círculo, los cuatros dedos están abiertos. Es un gesto que se utiliza para valorar especialmente un plato, una receta de cocina.

Finalmente, aquí tenéis un gesto muy vulgar: el brazo se dobla con el puño cerrado y la otra mano golpea con fuerza el antebrazo para colocarse en ella. Es el gesto dicho “bras d’honneur”. Es el equivalente al gesto que el dedo corazón se estira (los otros dedos se doblan) -llamado este dedo un “doigt d’honneur”. Así expresáis vuestra hostilidad; es un insulto.

Podéis completar vuestro aprendizaje de la gestualidad francesa con el humorista Gad Elmaleh (es en inglés):

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,