Cómo certificar su experiencia laboral en Francia

Muchos empleados han aprendido su oficio en el puesto trabajo y, por lo tanto, no son titulares de ningún certificado de estudios. Esto les impide, sobre todo, reanudar una formación relacionada con su sector de actividad. En Francia, desde 1984, es posible obtener la totalidad o parte de una certificación (diploma, título profesional o certificado de aptitud profesional) sobre la base de una experiencia profesional. Durante mucho tiempo, pocos empleados lo han utilizado. Pero desde la nueva versión de la disposición del 2002 – “Validation des acquis de l’expérience”: Validación de los conocimientos adquiridos por la experiencia – este procedimiento se ha vuelto popular.

Está abierto a los empleados, trabajadores independientes y voluntarios; puede dar lugar al reconocimiento directo de la diplomatura solicitada por el candidato, al reconocimiento de la diplomatura bajo condiciones, o la admisión del candidato para cursar estudios conducentes a la obtención del título deseado. Todas las certificaciones no están todavía disponibles, pero deberían de estarlo a la larga. La experiencia de la cual es objeto la validación de los conocimientos adquiridos por la experiencia (VAE) debe tener una duración de un mínimo de tres años.

La VAE tiene varias ventajas, tanto para el empleado como para la empresa. Es un medio de reconocimiento oficial de las competencias adquiridas mediante la experiencia laboral, personal, asociativo, es también un sistema para reducir los tiempos y los costes de la formación.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , ,

En Francia, ¿un compañero de trabajo puede convertirse en amigo?

En Francia se evita, generalmente, mezclar la vida profesional y la vida privada: a menudo son dos mundos muy separados i conoceréis poco la vida privada de un compañero de trabajo. Quedar con sus colaboradores fuera del trabajo no es una costumbre: ni se cena ni se sale juntos, ¡y mucho menos se sale de vacaciones juntos! Como máximo, los franceses pueden tomar una copa saliendo del trabajo, pero es poco frecuente: tan pronto se ha acabado el trabajo, cada uno sólo tiene una idea en la cabeza: ¡irse a su casa!

Igualmente, la pareja no conoce, en principio, a los compañeros de trabajo del otro y, de todas maneras, ¡esto no le interesa para nada! Por otra parte, es la ocasión de deshacer un malentendido recurrente de los hispanohablantes: la palabra “collègue”, en francés, sólo designa a la persona con la cual trabajáis y no a un amigo. Ello no impide evidentemente que un compañero de trabajo se convierta en un amigo (aunque esto sea bastante inusual), pero uno no supone el otro.

Si queréis hacer amistad con un compañero de trabajo francés, esto necesitará tiempo. Invitándolo demasiado pronto a cenar a vuestra casa, corréis el riesgo de ponerlo en una situación incómoda: no sabrá cómo rechazar una invitación que, aun siendo amable, a sus ojos la verá como una invasión.

Quizás encontraréis distantes a los franceses con los que trabajáis pero no os lo toméis como algo personal: ¡es su manera de hacer!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

El apretón de manos por la mañana en Francia

Antes que nada, a vuestra llegada al trabajo, antes de instalaros en vuestro despacho, de organizar vuestra jornada, de leer vuestros mails, es absolutamente imperativo saludar vuestros compañeros de trabajo. ¡Nada más normal! me diréis, se hace lo mismo en todos los países. Sí y no.

El apretón de manos en FranciaPrimero, este saludo matinal no está destinado solamente a vuestros colaboradores más próximos: no es extraño ver una persona pasar de departamento en departamento para estrechar la mano de cada uno y preguntar por las novedades. Algunos extranjeros, algunas veces, están sorprendidos por la “pérdida de tiempo” con estos saludos diarios.

Este saludo se manifiesta en Francia casi exclusivamente por el apretón de manos. No saludéis un compañero haciendo una seña con la mano o peor, sin hacer ningún gesto, lanzar un simple “¡Buenos días Bernard!”: esto estaría mal visto o más bien se interpretaría como una marca de frialdad y de distancia. El apretón de manos es tan obligatorio que un español que trabajó en Francia observó con acierto que si, en el preciso instante en que alguien viene a saludaros, estáis atareados y con las manos ocupadas o sucias, deberíais presentar el codo o el antebrazo. Vuestro interlocutor tomará de forma natural la parte de brazo que le habréis extendido.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , , ,

¿Cuándo tutear en francés?

En Francia, el uso del tuteo y del tratamiento de usted ha evolucionado mucho durante los últimos 20 años. Antiguamente, el estaba reservado a la familia y a los amigos íntimos. La expresión “être à tu et à toi avec quelqu’un”(“estar de tú a tú”) que significa ser íntimo, muestra bien hasta qué punto el uso del era la propia marca de familiaridad.

Tuteo en la empresa francesaSi algunas profesiones o categorías sociales (los profesores o los obreros entre ellos, por ejemplo) siempre han preferido el tuteo, el resto de la población utilizaba el usted. Emplear el indebidamente os exponía en seguida a un mordaz “On n’a pas élevé les cochons ensemble!”, queriendo decir que uno no se tomase tantas confianzas.

Actualmente, se tutea con más facilidad, incluido en el seno de la empresa. Entre compañeros de trabajo, el tuteo es requisito indispensable y no doblegarse significa que se os calificará, como mínimo, de distante sino de raro. Sin embargo, en Francia, el uso del no se asemeja al de los hispanohablantes: en toda situación de relación jerárquica (responsable de un servicio/empleado, proveedor/cliente, anciano/joven, etc.) el tratamiento de usted continúa utilizándose. Eso no significa que sea imposible pasar al pero este paso, como es el caso desde siempre, se ritualiza. La persona jerárquicamente superior (responsable, proveedor, anciano, etc.) podrá proponer a su interlocutor: “¿Podemos tutearnos, no?”. Después de la aceptación (¡difícilmente se puede hacer otra cosa!) las dos personas pasarán definitivamente al tuteo.

Será interesante, dentro de unos años, volver a hablar del uso del y del usted, ya que si el tratamiento de usted no está todavía en vías de extinción, su campo de aplicación tiende indiscutiblemente a disminuir.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

El uso de Internet a título personal en el trabajo en Francia

¿Hasta qué punto un empleado puede usar Internet durante las horas de trabajo? La justicia francesa juzga caso por caso. El Tribunal de Apelaciones de Rennes ha considerado como abusivas las conexiones a Internet con fines personales que representen un 20% del tiempo de trabajo del asalariado. Cuando se haya demostrado el carácter abusivo del uso de Internet, entonces el trabajador podrá ser sancionado (desde la simple advertencia al despido). Cada vez más empresas incorporan, por cierto, un código de buena conducta con respecto al uso de Internet para uso personal en el trabajo; éste establece las sanciones en las que puede incurrir el trabajador.

Internet en el trabajo FranciaEn cualquier caso, las empresas no pueden prohibir pura y simplemente el uso de Internet a título personal: el Tribunal de Apelación de Burdeos dictaminó, por ejemplo, en una sentencia del 15 de enero de 2013 que conectarse a Internet una hora a la semana con fines personales no constituía un uso abusivo.

El asalariado no puede tampoco decirlo todo en las redes sociales: en el derecho francés, el trabajador debe respetar una obligación de lealtad enfrente de su empleador, incluso fuera de su vida profesional. Este principio limita pues su libertad de expresión. Sin embargo, los jueces adoptan medidas de clemencia y conceden circunstancias atenuantes a trabajadores que en las redes sociales han expresado su desacuerdo con la estrategia o la política de su empleador.

En nuestros cursos de francés en empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , ,

Enviar vuestras felicitaciones para el Año Nuevo

¡Ya está! Las fiestas se han acabado y después de haberos dejado llevar por algunos excesos, os preparáis para empezar el nuevo año lleno de buenos propósitos. Por el momento, ¡no existen realmente grandes diferencias interculturales entre Francia, España o Cataluña! Pero en Francia, este inicio del año también es un momento importante en vuestra correspondencia.

Felicitaciones 2016 en francésPrimeros días de enero en Francia: hasta el momento no habéis enviado ninguna felicitación a vuestros clientes: es normal. En numerosos países, en España entre otros, el envío de una felicitación por Navidad es habitual. En Francia, tradición atea o no, es en el Año Nuevo que se coge lápiz y papel. Vuestra felicitación no se debe enviar nunca antes del inicio del año pero deberá llegar a su destinatario antes de finales de enero (lo ideal sería recibirla durante las dos primeras semanas del mes).

Felicitar las fiestas ha conservado en el mundo empresarial muchas de sus tradiciones; todavía se suele hacer por escrito y por correo postal más que por mail. Las felicitaciones tienen ya impresas una fórmula que depende evidentemente del destinatario: “Reciba nuestros mejores deseos para el año 2016” es, sin embargo, lo suficientemente general como para emplearlo en todas las situaciones. En algunos casos, tendréis el detalle de añadir a mano algunas palabras para personalizar vuestro envío.

Y ya que hoy es 5 de enero, es el momento de desearos a todos ¡un excelente 2016!

En nuestros cursos de francés, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

Despido en Francia: presencia del trabajador en la reunión previa (2)

Hemos visto que en el caso de despido la presencia del trabajador en la reunión previa no era obligatoria. El tema de un aplazamiento de la reunión surge cuando el trabajador está ausente por razón de accidente o enfermedad. El cese del trabajo del trabajador no prohíbe al empresario iniciar los trámites de despido contra él, teniendo en cuenta que, según el Código Laboral, sólo una falta grave o la imposibilidad absoluta de mantener el contrato laboral, puede justificar el despido de una trabajadora embarazada o de un trabajador víctima de un accidente laboral o enfermedad profesional. La ausencia eventual del trabajador a la reunión no da lugar a que el procedimiento sea irregular o incluso, a obligar a que la empresa organice una nueva reunión, incluso si el interesado lo solicita.

Sin embargo, el empresario no debe haber establecido deliberadamente la fecha de la reunión de manera que el trabajador no pueda asistir. El interesado debe ser convocado a las horas de salida mencionadas en el cese laboral, teniendo en cuenta el tiempo de desplazamiento entre su domicilio y el lugar de la reunión. También es posible ofrecer al trabajador un plazo más largo que el plazo mínimo, que le permita organizarse con el fin de estar presente o, en caso de imposibilidad de desplazarse, para pedirle que formule sus observaciones por escrito antes de notificar el despido.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: ,

Despido en Francia: la presencia del trabajador en la entrevista previa (1)

En Francia, el empresario que tiene previsto despedir a un trabajador se encarga de convocar una reunión previa para explicarle los motivos de la medida adoptada y conocer su opinión. Si esta convocatoria viene impuesta por el Código Laboral, la presencia del trabajador, sin embargo, no es obligatoria. Esta formalidad se prevé por su propio interés y el trabajador puede decidir no acudir a la reunión. Su eventual ausencia no se le puede reprochar y mucho menos ser un motivo de despido. Pero la ausencia del asalariado no impide al empresario continuar con el procedimiento y notificar el despido al interesado.

El empresario puede decidir el aplazamiento de la fecha de la reunión previa, bajo solicitud del trabajador o por propia iniciativa. El aplazamiento de la reunión puede ser un problema en caso de despido disciplinario (falta leve, grave o muy grave). En tal caso, en efecto, el Código Laboral establece que la carta de despido imperativamente debe enviarse dentro del plazo de un mes a contar desde el día de la reunión. ¿Qué fecha elegir? ¿La fecha inicial de la reunión o la nueva fecha fijada tras el aplazamiento? La jurisprudencia ha resuelto la cuestión. Si la reunión se aplaza a petición del trabajador, el plazo de un mes empieza a contar a partir de la nueva fecha fijada. Sin embargo, si el aplazamiento se decide unilateralmente por el empresario, el punto de partida del plazo sigue siendo la fecha fijada inicialmente para la reunión.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: ,

Llegar a tiempo a vuestras citas en Francia

La situación geográfica de Francia en Europa tiene muchas consecuencias sobre sus prácticas culturales. A medio camino entre la Europa del Norte y los países mediterráneos, las costumbres de los franceses tienen, a menudo, un poco de los dos.

En el capítulo de la puntualidad, Francia no es una excepción. Aunque algunos proverbios parecen destacar su obsesión por la  puntualidad: ” Avant l’heure, ce n’est pas l’heure; après l’heure, ce n’est plus l’heure”, “La ponctualité est la politesse des rois”, los franceses no siempre brillan por su puntualidad. Las reuniones de trabajo no comienzan casi nunca a la hora prevista, sin que por ello se puedan permitir un “verdadero” retraso, ya que el concepto del tiempo, en Francia, no es tan extensible como en los países latinos. Se trata, pues, de conocer exactamente el margen comúnmente admitido y aceptado. Y esto no es fácil.

Un buen ejemplo es el de la invitación a almorzar. Imaginémonos que un compañero de trabajo os  ha invitado a almorzar, y que la hora prevista para llegar es hacia las 12h30: ¿a qué hora llegaréis? ¿a las 12:30? Entonces llegaréis con anticipación y vuestro compañero corre el riesgo de decir, antes de abriros la puerta: ” ¿Por qué llega tan pronto? “; ¿las 13h00? Entonces ahora llegáis con retraso y vuestro colega se dice esta vez: ” Pero, ¿qué hace?”. La hora ideal de vuestra  llegada se sitúa hacia las 12h45: ni demasiado pronto, ni demasiado tarde…

A pesar de todo, hay ocasiones donde es recomendable llegar puntual: por ejemplo, para una entrevista de trabajo o para una reunión comercial (sobre todo si sois vendedores).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: ,

Negociación intercultural franco-española

Patrick Denoux (Négociation et posture interculturelle dans la coopération internationales) indica que “el negociador francés” encuentra satisfacción en sus necesidades formalistas en una propuesta enunciada de manera racional y programable, mientras que su interlocutor español generalmente da prioridad a las señales emocionales que se manifiestan en la relación”.

Por cierto, cuenta que un director comercial francés debía encontrarse con un empresario español que tenía la intención de abrir una red de distribución en España de productos franceses. En el momento del encuentro, es el hijo de la persona a quien se espera que se presenta para excusar la ausencia de su padre y para anunciar que él lo reemplazará. Es jurista y su modo de hablar al negociador francés parece de entrada extremadamente formal, subraya sistemáticamente todos los aspectos legales de este contrato lo que particularmente aprecia el negociador francés que descubre, contrariamente a sus temores, a un negociador español organizado, legalista y escrupuloso.

Sin embargo, cabe señalar que el comportamiento del negociador no puede ser sólo una táctica para inducir una sensación de confianza en su interlocutor francés: es lo que llama P. Devoux l’”etnicisación manipuladora” que todo el mundo paga en algún momento. Negociar de forma correcta a nivel internacional conlleva protegerse al mismo tiempo contra las ilusiones del mimetismo cultural y los riesgos del etnocentrismo.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: ,