El peso de la teoría para los franceses

La demostración teórica siempre prevalece para los franceses. Es poco probable que intenten poner en práctica un proyecto que no haya sido conceptualizado a priori. La consecuencia es que les cuesta entender que se puede tratar de llevar a cabo un proyecto sin haberlo definido previamente racionalmente. Uno puede imaginar posibles malentendidos con personas más pragmáticas como los anglosajones o los japoneses; Carlos Ghosn, el CEO de Renault-Nissan, explica en su libro Citoyen du monde: «Los japoneses no son los campeones de la teoría. Su punto fuerte es comenzar con una observación pragmática, simple, y tratar de construir una solución. No he visto pruebas muy teóricas producidas en Japón.»

El esfuerzo de definición es, por lo tanto, para los franceses, siempre capital y necesario, y cualquier reunión de trabajo con ellos sobre este punto es edificante. Esto no es sorprendente: en Francia, el sistema educativo transmite la idea de que la respuesta a un problema solo se encuentra definiendo sus términos y que, por lo tanto, hay tantas soluciones como definiciones.

Este apego a la teoría es su fortaleza (y tal vez explica la excelencia de los teóricos franceses, desde las matemáticas hasta todas las ciencias sociales); también es a veces su debilidad. Eso es lo que señala un famoso -y viejo- chiste inglés. Un día, un inglés logra mostrar a un francés, pruebas materiales para apoyar, que Dios existe. El francés escucha, permanece en silencio durante un momento y finalmente responde: «De acuerdo, de hecho, Dios existe, ¿pero en teoría?» Por lo tanto, se les reprocha (y los propios franceses se reprochan a sí mismos) por no ser lo suficientemente pragmáticos. Este reproche es a veces excesivo: si todos, bajo la influencia principalmente anglosajona, nos volviéramos pragmáticos, ¿la comprensión del mundo no se vería disminuida? Indudablemente, la diversidad de enfoques nos permite comprender un fenómeno.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.