Las expresiones con “ailleurs”

Muchos estudiantes de francés confunden tres expresionesque son muy similares porque están construidas a partir de la misma palabra: ailleurs; son “ailleurs“, “par ailleurs“y “d’ailleurs“.

Ailleurs“ es un adverbio que se podría traducir por”en otro lugar“.

Le restaurant où nous avons l’habitude d’aller était complet, nous sommes donc allés ailleurs.

Par ailleurs” y “d’ailleurs” son conectores lógicos. Son estas dos expresiones que representan una dificultad.“En outre” o “d’autre part” son sinónimos de “par ailleurs“. Esta frase introduce un complemento de información a una afirmación.

L’inscription au club de ping-pong vous permet d’accéder à toutes les installations sportives. Par ailleurs, grâce à elle, vous bénéficierez d’une réduction dans le magasin de sport du quartier.

D’ailleursrefuerza la afirmación dada anteriormente:

Il est vrai qu’il aime écrire. D’ailleurs, c’est assez normal puisqu’il vient d’une famille d’écrivains.

Aunque continuamos trabajando durante el mes de julio, las vacaciones de nuestro blog empiezan hoy. ¡Os deseamos a todos y a todas un excelente verano y esperamos encontraros a principios del mes de septiembre!

Etiquetas: , , ,

Con los franceses, ¡utilizad vuestra cultura mediterránea!

Conocer y adaptarse a los usos y costumbres de la cultura del otro es primordial si se quiere facilitar la comunicación y evitar numerosos malentendidos. Ya no se calcula el número de contratos que no han sido firmados en base a una incomprensión intercultural de las dos partes -incomprensión ligada a menudo a un pequeño «detalle» que toma, repentinamente, una importancia desmesurada.

Pero no se trata de olvidar nuestras costumbres para «simular» las del otro; hace falta también saber continuar siendo natural y utilizar en el momento oportuno los prejuicios del otro sobre nuestra cultura.

Con respecto a las relaciones humanas, el francés tiene, por ejemplo, un a priori positivo hacia los mediterráneos. Es suficiente que un italiano o un español lo tutee o le toque el brazo durante la conversación para que se sorprenda encantado de su cordialidad y piense: ¡«Caray estos españoles/italianos! ¡qué simpáticos son y cómo todo es tan fácil con ellos! (y olvidará completamente que un compatriota, teniendo la misma actitud, ¡lo habría ofuscado!).

No tengáis miedo, pues, de recurrir a estos medios para acercarse mejor a vuestro interlocutor e instaurar un clima de confianza en el momento de una negociación: fingid olvidar que sabéis el tratamiento de usted obligatorio, haced como en vuestra lengua, tuteadlo; lo que no aceptaría nunca de un compatriota será acogido complacido si sois vosotros. Se trata simplemente de no superar el límite de lo aceptable para vuestro interlocutor. Una atención activa y un poco de intuición os tendrían que permitir conseguirlo.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , , ,