Los principales errores léxicos de los hispanohablantes en francés (4)

 

Como ya hemos visto en artículos anteriores, los hispanohablantes y los catalanohablantes repiten a menudo los mismos errores léxicos que a veces son fáciles de evitar.

 

  1. La confusión entre « compétence » y « concurrence »

En el mundo profesional, la compétence es la capacidad de realizar una tarea o un trabajo.

Tout le monde sait que Patrick est un incompétent.

La concurrence es el conjunto de empresas que compiten por la misma clientela.

Notre compétence pratique des prix plus bas que nous.

Nos concurrents pratiquent des prix plus bas que nous.

Cette société a été condamnée pour concurrence déloyale

  1. La confusión entre « invertir », « inverser » y « investir »

Invertir significa simétricamente inversa; es un sinónimo de « inverser ».

S’il te plaît, n’inverse pas les rôles !

Grâce à cette machine, nous invertissons le sens d’un courant électrique.

Investir consiste en invertir capital en un negocio con la finalidad de ganar dinero.

L’entreprise a choisi de ne pas investir dans le renouvellement des équipements.

¡Cuidado también con los sustantivos derivados de estos verbos! Invertir y inverser han dado inversion, investir ha dado investissement (¡y no viceversa!).

  1. La nominalización incorrecta del verbo financer

La intuición de un hispanohablante siempre le lleva a pensar que el sustantivo derivado de “financer” es *financiation*. Desafortunadamente, esta palabra ¡no existe en francés! Deberás utilizar la palabra “financement”.

Ce projet a bénéficié d’un financement sur ressources propres.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

É, È, Ê, À, Â, Ù y Û : los acentos en francés

El error habitual de los hispanohablantes es creer que los acentos franceses corresponden, como en su lengua materna, a los acentos tónicos: ¡nada más falso!

El acento tónico francés es, como lo vimos hace algún tiempo (ver nuestro artículo anterior sobre el acento tónico francés), siempre situado al final del grupo rítmico. Decimos “siempre” porque esta regla no sufre ninguna excepción. En francés, por lo tanto, es inútil señalar la sílaba tónica con cualquier acento.

¿Por qué entonces escribir é, e y ê? Simplemente para señalar diferentes sonidos – diferentes fonemas deberíamos decir. El francés es una de las lenguas mundiales que tiene el mayor número de fonemas vocálicos, dieciséis para ser exactos. Recordemos que los sistemas más frecuentes usan 5 vocales. Dado que el alfabeto latino era limitado, ha sido necesario pues inventar nuevas grafías para señalar ciertos fonemas vocálicos.

 

La grafía e es pronunciada en principio [ə] : le

la é es pronunciada [e] : été

la è y la ê [ɛ] : père, fête.

 

 

Durante la segunda mitad del siglo XX, la [ɑ] posterior, señalada â, prácticamente ha desaparecido a favor de [ä] anterior (en Francia, las personas mayores a menudo siguen haciendo la distinción). La a de date y pâte actualmente se pronuncia de la misma manera.

Por último, algunos acentos, u/ù/û y a/à, permiten evitar una ambigüedad entre homógrafos: por ejemplo ou/où, sur/sûr y il a 2 chats /à midi.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , , ,

Molière en el origen de muchas expresiones del francés actual

Basta pensar en ello por unos momentos para darse cuenta de que muchas de las palabras de Molière han pasado en el lenguaje corriente sin que muchos franceses lo sepan.

« Couvrez ce sein que je ne saurais voir » se ha convertido en una expresión tomada de Tartuffe. Con esta frase, Molière quiso burlarse de los hipócritas, que pretenden ofenderse con un pecho descubierto. Pero la expresión de hoy subraya el excesiva pudor (la mojigatería) de una persona.

Un Maître Jacques es una persona que tiene varios trabajos en el seno de una misma organización. Este término se refiere a la obra de Molière, L’Avare. En la obra, el personaje de Maître Jacques ocupa la posición de manitas de Harpagon, sirviéndole sobre todo como cochero y cocinero. Uno de los sinónimos de Maitre Jacques es factotum.

« Voilà pourquoi votre fille est muette » («He aquí por qué vuestra hija es muda!») viene de una réplica de Sganarelle en Le médecin malgré lui (pero la cita exacta es: « Voilà justement ce qui fait que votre fille est muette »). Termina un largo, incomprensible y falso razonamiento, que utiliza un galimatías para hacerse pasar por un experto. Si no entiendes la explicación de tu interlocutor porque ha usado, intencionadamente o no, términos enrevesados, puedes irónicamente finalizar su discurso con un  « Voilà pourquoi votre fille est muette ! »

Hay muchos más, los veremos en futuros artículos. Es más fácil entender por qué decimos, parafraseando, que el francés es « la langue de Molière » !

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,