Hacer una presentación en una empresa francesa

¿Qué más normal que hacer una presentación en el marco de su trabajo? Podríamos pensar que hacerla en Francia o en España poco importa. Es un error. Muy a menudo es diferente según el país. En Francia, se presta mucha más atención a la forma y a las técnicas de presentación en las cuales todos los franceses fueron alimentados durante su escolaridad.

Se espera, pues, que sigáis cierta reglas importantes. Debéis anunciar, en primer lugar, el tema de vuestra presentación y luego el plan que seguiréis (¡y luego respetadlo!). Es una manera de mostrar el camino que facilita la escucha de vuestro público; si no, corren el riesgo de sentirse perdidos. Si pierden el hilo de vuestro discurso (sea por distracción, sea porque no entienden algo), esto les permitirá volver con más facilidad hacia vuestra presentación.

Desarrollad, seguidamente, vuestra argumentación de la manera lo más lógica posible: los franceses son sensibles a esto (acordaos que son hijos de Descartes). Emplead conectores lógicos: donc, étant donné que, grâce à, etc., colocándolos tan astutamente como el Pulgarcito siembra su piedrecitas. Haced un esfuerzo para ser claro: los franceses se repiten de generación en generación desde Boileau que «lo que está bien concebido se expresa con claridad». Para ellos, la forma siempre refleja el fondo.

Podréis familiarizaros con estas técnicas con cualquier método que prepara al Dalf C1.

El defecto de esta visión de las cosas es que el discurso se parece, a veces, a una cáscara vacía: forma atractiva, argumentación lógica, pero el contenido es inexistente o mediocre. No estamos lejos, aquí, de los sofistas griegos! Pero es otra historia…

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

¿Cuándo enviar vuestras felicitaciones en Francia?

¡Ya está! Las fiestas se han acabado y después de haberos dejado llevar por algunos excesos, os preparáis para empezar el nuevo año lleno de buenos propósitos. Por el momento, ¡no existen realmente grandes diferencias interculturales entre Francia, España o Cataluña!. Pero en Francia, este inicio del año también es un momento importante en vuestra correspondencia.

Primeros días de enero en Francia: hasta el momento no habéis enviado ninguna felicitación a vuestros clientes: es normal. En numerosos países, en España entre otros, el envío de una felicitación por Navidad es habitual. En Francia, tradición atea o no, es en el Año Nuevo que se coge lápiz y papel. Vuestra felicitación no se debe enviar nunca antes del inicio del año pero deberá llegar a su destinatario antes de finales de enero (lo ideal sería recibirla durante las dos primeras semanas del mes).

Felicitar las fiestas ha conservado en el mundo empresarial muchas de sus tradiciones; todavía se suele hacer por escrito y por correo postal más que por mail. Las felicitaciones tienen ya impresas una fórmula que depende evidentemente del destinatario: “(Recevez) (nos) meilleurs voeux pour (l’année) 2010» es, sin embargo, lo suficientemente general como para emplearlo en todas las situaciones. En algunos casos, tendréis el detalle de añadir algunas palabras a mano para personalizar vuestro envío.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Y ya que hoy es 4 de enero, es el momento de desearos a todos ¡un excelente 2010!

Etiquetas: , ,