¿Qué hacer durante las fiestas navideñas en la empresa francesa?

He aquí las fiestas navideñas que se acercan: ¿qué sucede de especial en la empresa francesa en este período?

A riesgo de decepcionaros: ¡no gran cosa! No esperéis, por ejemplo, iros un día del trabajo con vuestra cesta de Navidad, como es a menudo la costumbre en España. ¿Pero, al menos, se va al restaurante? ¡Pues no! Es inútil, pues, estresaros, si, de forma particular, queréis reservar una mesa en el restaurante en esta época del año: podéis estar seguros que esto no será un trajín.

¿Y el amigo invisible? me diréis. Tan invisible, en Francia, ¡que no existe! No es en absoluto la costumbre ofrecer un pequeño regalo a sus compañeros de trabajo, de una manera “invisible” o no. Hace algunos años, un francés llegado recientemente a España me preguntaba de una forma abrupta, mientras se preparaba el amigo invisible en su departamento: “¿Qué es esta historia?”. ¿Qué tipo de regalos? ¿Cómo saber cuáles son los gustos de un casi desconocido? ¿Finalmente se revela el nombre del “amigo invisible?”, etc. Su recelo era del todo visible…

¿Por qué hay entonces tan poca actividad en la empresa francesa por las fiestas navideñas? Es que Navidad es esencialmente una fiesta familiar i la cena de Fin de Año está reservada para los amigos. Más allá de estas dos fiestas, ¡el resto no existe! es decir, la empresa i los compañeros del trabajo.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

¡Felices fiestas a todos!

Etiquetas: , , ,

Como saludarse en la empresa quebequesa

Saludar a los compañeros de trabajo estrechándose la mano: ¡en Francia, sí! Pero no en todos los sitios de habla francófona. Si trabajáis o vais de viaje de negocios a Quebec, este saludo no será de rigor. Mejor aun: se evita. Desde luego puede pasar que dos quebequeses se den la mano. Entonces podréis deducir que son amigos cercanos. Sino, el apretón de manos casi siempre contiene una fuerte carga ceremonial.

Esto puede ocurrir para formalizar una transacción. En vuestro primer día en el trabajo o en la firma de un contrato, un apretón de manos sellará el acuerdo definitivo. Esto es igualmente frecuente en el primer encuentro. ¡Atención! ¡Sólo en el primer encuentro! La importancia de esta presentación mutua y oficial obliga, en cierto modo, a los dos interlocutores a esta cortesía ¡y que eso no se convierta después en una costumbre!

En Quebec, estáis en América del Norte, no lo olvidéis. Se toca bastante menos que en los países mediterráneos. Además, el apretón de manos matinal, sistemático y repetitivo, es visto como una pérdida de tiempo. ¿Qué hacer entonces? Haced precisamente lo que hay que evitar en Francia: saludad simplemente de lejos lanzando un “¡Buenos días!”

¡Nada fácil hablar una lengua!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,