Las fiestas navideñas en la empresa francesa

He aquí las fiestas navideñas que se acercan: ¿qué sucede de especial en la empresa francesa en este período?

A riesgo de decepcionaros: ¡no gran cosa! No esperéis, por ejemplo, iros un día del trabajo con vuestra cesta de Navidad, como a menudo es la costumbre en España. ¿Pero, al menos, se va al restaurante? ¡Pues no! Es inútil, pues, estresaros si, de forma particular, queréis reservar una mesa en el restaurante en esta época del año, podéis estar seguros que esto no será un trajín.

¿Y el amigo invisible? me diréis. Tan invisible, en Francia, ¡que no existe! No es, en absoluto, la costumbre ofrecer un pequeño regalo a sus compañeros de trabajo, de una manera “invisible” o no. Hace algunos años, un francés llegado recientemente a España me preguntaba de una forma abrupta, mientras se preparaba el amigo invisible en su departamento: “¿Qué es esta historia?”. ¿Qué tipo de regalos se hacen? ¿Cómo saber cuáles son los gustos de un casi desconocido? ¿Finalmente se revela el nombre del “amigo invisible?”, etc. Su recelo era del todo visible…

¿Por qué hay entonces tan poca actividad en la empresa francesa por las fiestas navideñas? Es que Navidad es esencialmente una fiesta familiar i la cena de Fin de Año está reservada para los amigos. Más allá de estas dos fiestas, ¡el resto no existe! es decir, la empresa y los compañeros del trabajo.

¡Felices fiestas a todos!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: ,

Tiempo de descanso en el trabajo en Francia

En España, y más precisamente en Cataluña, la pausa en el trabajo a media mañana es un rito compartido por todo el mundo y del cual es difícil prescindir. Hacia las diez y media o las once, los despachos se vacían y los trabajadores se turnan, a menudo en pequeños grupos de 3-4, para encontrarse en el bar como de costumbre. Allí, toman un pequeño bocadillo o un croissant con una bebida caliente (café, café con leche, etc.). Esta pausa dura más o menos 20 minutos. Es el segundo desayuno del día: el primero, que se reduce a una simple bebida caliente, se toma generalmente en casa.

En Francia, no encontrará nada parecido. Por la misma razón que los franceses acaban relativamente pronto su jornada de trabajo (prefieren concentrar sus esfuerzos sobre un lapso de tiempo más corto, ver nuestro post), los franceses trabajan, en principio, de un tirón hasta la comida. Hay que decir también que esto les es más fácil: dado que su comida tendrá lugar entre el mediodía y las 13h (y no hacia las 14h como los españoles), se arriesgan menos a pasar hambre sin tomar un tentempié! En general, los franceses toman un desayuno consistente en casa, se marchan al trabajo, y esperan la hora del almuerzo para volver a comer.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , ,

El derecho a la formación en Francia

En Francia, desde el 1 de enero 2015, todos los asalariados y los desempleados se benefician del Compte Personnel de Formation (CPF). Esta cuenta se unirá a la persona a lo largo de su vida laboral. Los empleados pueden tener hasta 150h de formación en su CPF y podrá ampliarse, es decir, incrementarse más allá de este límite, con las horas ofrecidas por las empresas o los Organismes Paritaires Collecteurs Agréés (OPCA), encargados de financiar la formación de los asalariados.


Las empresas con más de 10 asalariados contribuyen a la financiación de la formación de los empleados mediante el pago a los OPCA de una contribución anual del 1% de su nómina. Para las otras empresas, la contribución se fija en el 0,55%.

Cada 2 años, los empleadores tienen que conseguir con cada uno de sus empleados una entrevista de trabajo para considerar sus perspectivas de desarrollo y las formaciones que podrían contribuir a ello. Cada 6 años, los empleadores deben realizar una recapitulación de la carrera profesional de sus asalariados. Ellos deben justificar que durante este período, han realizado con cada uno de ellos entrevistas laborales y que cada empleado ha asistido por lo menos a una formación y ha obtenido un aumento de salario o un cambio de trabajo. Si este no es el caso, los empleadores pueden ser sancionados. Por ejemplo, las empresas con más de 50 trabajadores se ven obligadas a aumentar la CPF de los trabajadores afectados con 100h si están a tiempo completo y con 130 horas si están a tiempo parcial.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

En Francia, ¿un compañero de trabajo puede convertirse en amigo?

En Francia se evita, generalmente, mezclar la vida profesional y la vida privada: a menudo son dos mundos muy separados i conoceréis poco la vida privada de un compañero de trabajo. Quedar con sus colaboradores fuera del trabajo no es una costumbre: ni se cena ni se sale juntos, ¡y mucho menos se sale de vacaciones juntos! Como máximo, los franceses pueden tomar una copa saliendo del trabajo, pero es poco frecuente: tan pronto se ha acabado el trabajo, cada uno sólo tiene una idea en la cabeza: ¡irse a su casa!

Igualmente, la pareja no conoce, en principio, a los compañeros de trabajo del otro y, de todas maneras, ¡esto no le interesa para nada! Por otra parte, es la ocasión de deshacer un malentendido recurrente de los hispanohablantes: la palabra “collègue”, en francés, sólo designa a la persona con la cual trabajáis y no a un amigo. Ello no impide evidentemente que un compañero de trabajo se convierta en un amigo (aunque esto sea bastante inusual), pero uno no supone el otro.

Si queréis hacer amistad con un compañero de trabajo francés, esto necesitará tiempo. Invitándolo demasiado pronto a cenar a vuestra casa, corréis el riesgo de ponerlo en una situación incómoda: no sabrá cómo rechazar una invitación que, aun siendo amable, a sus ojos la verá como una invasión.

Quizás encontraréis distantes a los franceses con los que trabajáis pero no os lo toméis como algo personal: ¡es su manera de hacer!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

El apretón de manos por la mañana en Francia

Antes que nada, a vuestra llegada al trabajo, antes de instalaros en vuestro despacho, de organizar vuestra jornada, de leer vuestros mails, es absolutamente imperativo saludar vuestros compañeros de trabajo. ¡Nada más normal! me diréis, se hace lo mismo en todos los países. Sí y no.

El apretón de manos en FranciaPrimero, este saludo matinal no está destinado solamente a vuestros colaboradores más próximos: no es extraño ver una persona pasar de departamento en departamento para estrechar la mano de cada uno y preguntar por las novedades. Algunos extranjeros, algunas veces, están sorprendidos por la “pérdida de tiempo” con estos saludos diarios.

Este saludo se manifiesta en Francia casi exclusivamente por el apretón de manos. No saludéis un compañero haciendo una seña con la mano o peor, sin hacer ningún gesto, lanzar un simple “¡Buenos días Bernard!”: esto estaría mal visto o más bien se interpretaría como una marca de frialdad y de distancia. El apretón de manos es tan obligatorio que un español que trabajó en Francia observó con acierto que si, en el preciso instante en que alguien viene a saludaros, estáis atareados y con las manos ocupadas o sucias, deberíais presentar el codo o el antebrazo. Vuestro interlocutor tomará de forma natural la parte de brazo que le habréis extendido.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , , ,

¿Cuándo tutear en francés?

En Francia, el uso del tuteo y del tratamiento de usted ha evolucionado mucho durante los últimos 20 años. Antiguamente, el estaba reservado a la familia y a los amigos íntimos. La expresión “être à tu et à toi avec quelqu’un”(“estar de tú a tú”) que significa ser íntimo, muestra bien hasta qué punto el uso del era la propia marca de familiaridad.

Tuteo en la empresa francesaSi algunas profesiones o categorías sociales (los profesores o los obreros entre ellos, por ejemplo) siempre han preferido el tuteo, el resto de la población utilizaba el usted. Emplear el indebidamente os exponía en seguida a un mordaz “On n’a pas élevé les cochons ensemble!”, queriendo decir que uno no se tomase tantas confianzas.

Actualmente, se tutea con más facilidad, incluido en el seno de la empresa. Entre compañeros de trabajo, el tuteo es requisito indispensable y no doblegarse significa que se os calificará, como mínimo, de distante sino de raro. Sin embargo, en Francia, el uso del no se asemeja al de los hispanohablantes: en toda situación de relación jerárquica (responsable de un servicio/empleado, proveedor/cliente, anciano/joven, etc.) el tratamiento de usted continúa utilizándose. Eso no significa que sea imposible pasar al pero este paso, como es el caso desde siempre, se ritualiza. La persona jerárquicamente superior (responsable, proveedor, anciano, etc.) podrá proponer a su interlocutor: “¿Podemos tutearnos, no?”. Después de la aceptación (¡difícilmente se puede hacer otra cosa!) las dos personas pasarán definitivamente al tuteo.

Será interesante, dentro de unos años, volver a hablar del uso del y del usted, ya que si el tratamiento de usted no está todavía en vías de extinción, su campo de aplicación tiende indiscutiblemente a disminuir.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,

El comercio internacional y la interculturalidad

No se destaca demasiado la importancia del intercultural en las clases de francés para empresas y, sin embargo, es capital. Se puede definir rápidamente el intercultural como la sensibilización hacia la cultura del otro. Cada uno actúa en función de los códigos de su propia cultura y cada uno piensa inconscientemente que esta manera de hacer es no solamente “normal” sino que es “mejor”.

Esta sensibilización es más importante cuanto más cercanas son o parecen ser las culturas. Esto puede parecer paradójico pero se explica fácilmente.

Si un español va a comerciar con China, automáticamente estará en alerta continua para descifrar y entender la cultura china: cada uno sabe que éstas son culturas radicalmente diferentes. Sin un aprendizaje específico, este desciframiento será, sin duda, difícil para él; al menos, sabrá que es necesario adaptarse a la cultura del otro.

Pero si el mismo español hace negocios con un francés también pensará, automáticamente, como en el caso anterior: “Nuestros países son europeos y, además, somos vecinos y hablamos dos lenguas románicas: deberíamos entendernos fácilmente.” Ahora bien, los nativos de los dos países actúan y piensan de forma distinta en numerosos ámbitos, lo que provoca malentendidos, quid pro quos, incomprensiones y explica un buen número de fracasos comerciales. Ahí está porqué es importante estar sensibilizado por la cultura del otro.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , ,

Reanudación de los cursos de francés 2016-17

Como cada mes de septiembre desde hace ya algunos años, reanudamos nuestros cursos de francés para empresas con sede en Barcelona y sus alrededores más próximos. Nuevas colaboradoras (Jenny Azarian y Laetitia Borges), nuevos clientes (Synergie, el bufete de abogados Fissa), ¡y esto no ha hecho más que empezar! En cualquier caso, podemos aseguraros que ¡haremos todo lo posible para que este año sea tan rico en experiencias como el año pasado!

En este blog, cada quince días encontraréis un artículo que abordará, según las semanas, una cuestión de lengua, un hecho intercultural o un tema de derecho. Como siempre, podréis acceder inmediatamente a su traducción al español o al catalán.

Esperamos que nuestro proyecto de aprendizaje del francés con la pedagogía accional del Monde Fictif pronto se reanudará. La implicación de los estudiantes es capital y sabemos que cada uno tiene muchas obligaciones personales que le impiden comprometerse a participar con regularidad. Pero no desesperamos y, mientras tanto, ¡siempre podéis volver a ver las cápsulas de vídeo realizadas por los estudiantes en los últimos años!

Por último, os recordamos que la inscripción para nuestros cursos destinados a los particulares está abierta desde el pasado lunes: ¡contactadnos para informaros del calendario, los niveles y las tarifas!

¡Os deseamos a todos un excelente año con nosotros!

Etiquetas: ,

Algunos permisos especiales en Francia

En Francia, en el sector privado, ya vimos que el asalariado podía tomar ciertos permisos especiales (particularmente el permiso paterno).

Los permisos para acontecimientos familiares

Otros acontecimientos familiares también permiten a los asalariados beneficiarse de días de ausencia. La duración es de cuatro días para un matrimonio civil o religioso (contra 15 días para el asalariado español), de tres días por cada nacimiento o por la llegada de un niño en adopción, de dos días por la defunción de un hijo, del cónyuge o de la pareja vinculada con un PACS, de un día para la boda de un hijo, y de un día por la defunción del padre, de la madre, del suegro, de la suegra o de un hermano.

Los permisos para asuntos personales

El permiso sabático no puede ser inferior a seis meses, ni ser superior a once meses. Para tener derecho a esto, hay que haber acumulado treinta y seis meses de antigüedad en la empresa y seis años de actividad profesional y no haber aprovechado en el curso de los seis últimos años de un permiso sabático, de un permiso de creación de empresa o de un permiso de formación de al menos seis meses.

El permiso no remunerado permite a un asalariado ausentarse de la empresa por un período determinado conservando la posibilidad de recobrar su empleo o un empleo análogo a su vuelta. Está reglamentado por el convenio colectivo.

En nuestros cursos de francés en empresas, ¡también se aprende esto!

Voilà continúa trabajando durante todo el mes el julio, pero este blog ahora está de vacaciones: continuará el próximo septiembre. ¡Buen verano a todos!

Etiquetas: , ,

La palabra francesa vache (vaca) y sus derivados en el lenguaje coloquial

Vache Vaca en francés

 

La vaca, como se sabe, es la hembra del toro. Este animal apacible e indolente nos da su leche y su carne, mal que les pese a los vegetarianos. Pero da lugar a una serie de palabras o de expresiones muy utilizadas, sobre todo al oral.

Una vache es también una mala persona (se dice también une peau de vache “una piel de vaca”); en esta acepción por cierto, la palabra puede ser adjetivo:

Mon chef, quelle vache !

Mon chef est une peau de vache.

Mon chef, il a été vache avec moi.

Esto también dio lugar a la palabra vacherie, es decir, maldad:

Leur relation est pour le moins particulière : ils s’aiment et pourtant ils n’arrêtent pas de se dire des vacheries !

En el plural y a menudo en una frase exclamativa, les vaches designa un sujeto más o menos determinado del cual uno se queja:

Ah ! les vaches ! ils ne m’ont pas prévenu !

Pero el uso más frecuente vuelve seguramente en las expresiones La vache ! y vachement. La vache ! puede expresar sucesivamente la sorpresa:

– (après s’être caché et apparaissant soudainement) Bouh !

– Oh ! la vache ! tu m’as fait peur !

la indignación:

Trois heures pour obtenir une réponse à l’accueil ! La vache ! C’est pas possible !

o la admiración:

– Regarde ! J’ai acheté un nouveau manteau !

– La vache !

En el lenguaje coloquial, vachement reemplaza très o beaucoup:

C’est vachement important.

Depuis notre arrivée, il pleut vachement.

En nuestros cursos de francés, ¡también se aprende esto!

Etiquetas: , , , ,